Consejos para tener una piel sana este verano

La piel es el reflejo del estado de salud de una persona. El verano es el momento en el que nuestra piel necesita más protección. Al ser este el órgano más grande de nuestro cuerpo, es esencial cuidarlo, sobre todo en verano.

Las necesidades de la piel durante el verano son diferentes a las del invierno. Las condiciones climáticas cálidas pueden ser realmente dañinas para nuestra piel. El calor puede llevar a la aparición de erupciones, así como el sol puede llevar al envejecimiento prematuro de la piel, a tener una piel más seca, a la aparición de manchas oscuras o a la pigmentación de la misma.  Las pieles más grasas se vuelven más grasas y la piel seca se vuelve aún más seca. Sólo unos cambios en tu cuidado de la piel diario, pueden asegurar que tu piel esté lista para brillar también esta temporada.

A continuación te doy algunos consejos para que cuides tu piel durante el verano,

1# Hidratación

Hidratate en verano

Durante el verano tu cuerpo tiende a perder mucha humedad, por lo que es importante hidratarlo con agua de vez en cuando. Ingerir mucha agua ayudará a que tu piel permanezca suave e hidratada. Lo ideal es beber unos 6-8 vasos al día por lo menos. También son muy buenos los zumos vegetales y otras alternativas naturales. Debes de reducir el consumo de bebidas gaseosas, ya que estas contienen un montón de azúcar que no es bueno para tu piel, así como la ingesta de alcohol y cafeína, ya que reducen el contenido de agua del cuerpo.


2# Consume comidas frías

consume fruta

Lo que comemos tiene mucho que ver con cómo nos vemos y nos sentimos. Comer alimentos pesados provoca una que te sientas floja y, además, puede hacer que tu piel tenga más grasa y sea más susceptible al acné. Una buena alternativa es tomar una mayor cantidad de frutas y hortalizas de temporada. Comer muchas frutas mantendrá la piel y el tracto digestivo sanos.


3# Duerme bien

Duerme de siete a ocho horas al día


4# Mantente alejado del sol en las horas de mayor calor

images (1)

No tengas miedo al sol, ya que este se considera un potenciador del estado de ánimo. La luz solar nos ayuda a producir más serotonina, una hormona estimulante del estado de ánimo. Esto es por lo que los días de invierno en los que no sale el sol pueden hacerte sentir decaído. Sólo tienes que asegurarte de no tomar el sol en las horas centrales.

Las horas más calurosas del día son entre las 12 a.m. y las 16 p.m. Evita tomar el son durante estas horas ya que la radiación solar es mayor.


5# Usa telas transpirables

El algodón y las telas más ligeras son necesarias para hacer frente al calor. La ropa ajustada puede causar irritación y picor en aquellas partes del cuerpo con mayor sudoración. Si prolongas esta situación pueden aparecer erupciones cutáneas y a veces incluso a infecciones graves en la piel.


6# Mantener una buena higiene

Darse un baño dos veces al día no sólo mantendrá tu piel fresca, también ayudará a combatir el letargo del verano. El agua con cloro puede acelerar el proceso de bronceado, que es la razón por la que nos bronceamos más en las piscinas que en otros lugares. Asegúrate de bañarte después de nadar para quitar todo el cloro de tu cuerpo y, así, evitar posibles quemaduras solares.




7# Aplica protector solar

Aplica protector solar en verano

No te olvides de usar protector solar. Los rayos UV pueden ser dañinos para tu piel en cualquier época del año, pero aún más en los meses de verano, cuando nuestros niveles de exposición son más altos. Se recomienda un SPF mínimo de 30 y se debe aplicar 20-30 minutos antes de salir al sol. Si te metes en el agua debes volvértelo a aplicar de nuevo. La aplicación de protección solar puede incluso ayudar a retrasar el inicio de las líneas de expresión y las arrugas.


8# Usar un limpiador facial

Limpia tu cara al menos dos veces al día. Es importante que mantengas una rutina para lavarte la cara una vez por la mañana y otra por la noche. Elije un limpiador que sea para tu tipo de piel y que contenga ácidos AH o BH o productos a base de papaya. La enzima papaína de la papaya ayuda a eliminar las células muertas de la piel y también ayuda en el crecimiento de la piel nueva.


9# Exfolia tu piel

Exfolia tu piel dos o tres veces a la semana, ya que ayudará a eliminar la piel muerta no deseada que pueden obstruir los poros y también mejorar la circulación de la sangre en la cara.


10# Usa un tónico facial

Usar un tónico para la piel mantendrá los poros cerrados y la piel fresca. Puedes probar el agua de rosas, ya que sus propiedades naturales son excelentes para el verano.


11# Cuida tu piel

Cuida tu piel

El acné, las erupciones en la piel por la calor y la sequedad son problemas muy comunes de la piel durante el verano.

Cuando hablamos de erupción por el calor, nos referimos a las protuberancias rojas y erupciones cutáneas con picazón en la piel. Si evitas pasar muchas horas al sol, reducirás la cantidad de sudor y por lo tanto prevendrás la erupción por calor.

El acné es el problema cutáneo más común que sufren los hombres y las mujeres de todo el mundo. Evita tocarte la cara con las manos y los dedos sucios, y desmaquillate, de no hacerlo este bloqueará tus poros y tendrás más espinillas.

En cuando a la sequedad de la piel, esta necesita mucho cuidado. Lleva siempre contigo un pequeño neceser con elementos esenciales como pueden ser un limpiador hidratante, crema hidratante, bálsamo labial, desinfectante para las manos, crema para las manos y protector solar.


12# Nada de maquillaje o waterproof

El maquillaje en ocasiones se convierte en un desastre durante el verano debido al aumento de la temperatura. Usa maquillaje ligero que sea a prueba de agua. Los días que haga mucha calor prueba a ir sin maquillaje, o si no puedes salir a la calle sin tu maquillaje, al menos maquíllate lo mínimo y el menor número de veces posible.


13# No te olvides de los labios y los ojos

Utiliza bálsamo labial en verano

Asegúrate de llevar gafas de sol cuando salgas y proteger tus labios con un bálsamo. A menudo olvidamos que la piel de alrededor de los ojos es muy delicada y necesita una atención adicional.


14# Remedios caseros

¡Nunca subestimes lo que te dijo tu abuela! Hay ingredientes en tu cocina que pueden ayudar a calmar la piel durante el verano, como son:

  • El limón y el tomate, son muy buenos para mantener la piel fresca. Una manera rápida de usar el tomate es triturarlo (no le añadas agua) y congelarlo usando las bandejitas para el hielo. Utilízalo un día si y un día no y deja que se seque en la piel antes de lavarlo. El licopeno del tomate hace maravillas en la piel facial.
  • Haz una mascarilla con plátano, leche de coco y miel, esta hidrata la cara, previene las arrugas y las ojeras.
  • Aplica una pizca de alcanfor y unas gotas de aceite de vitamina E al agua de rosas.  Es el mejor tónico para el verano. Recuerda que la tonificación es importante para una piel suave y nutrida.
  • Mezcla una cucharada de miel y una cucharada de zumo de limón y aplícatelo en la cara. Enjuaga bien después de unos minutos y aplícalo en tu rostro para un aspecto más fresco.
  • Toma un poco de hielo en un paño y frota sobre tu cara durante 30 minutos antes de salir de fiesta. ¡¡¡Te sorprenderá!!!

 

Deja una respuesta