Mascarilla de miel

En este artículo vamos a analizar las increíbles propiedades que hace tan característica a la miel, y vamos a mostrar algunos consejos y pasos a seguir para hacer una mascarilla de miel, que nos ayudará a tener una piel más sana y limpia, y por supuesto evitar el tan temido acné.

¿Qué es la miel?




Hay algo realmente sorprendente en la miel; es un fluido que producen las abejas mediante la recolección de néctar de las flores, el polen y resinas de varios tipos de plantas, éstas lo combinan con su saliva para crear este elixir dorado. La miel ha estado presente desde tiempos remotos como un alimento con muchos beneficios para la salud; incluso se han encontrado vasijas con más de 2000 años de antigüedad en excavaciones egipcias, conservándose en perfecto estado y que aún eran comestibles.

 

Beneficios de la miel en la cara

La miel se considera como el edulcorante más sano que podemos encontrar, pero lo que te puede sorprender es que este ingrediente contiene una gran cantidad de propiedades que contienen muchos beneficios, tanto para la piel de nuestro cuerpo como para el pelo.

Algunas de sus principales propiedades son que ayudar a hidratar la piel, combatir el envejecimiento y la eliminación de baterías (muy importante en los casos de acné). Además está repleta de nutrientes, antioxidantes y compuestos curativos. La próxima vez que te encuentres de compras en un supermercado, intenta buscar la miel cruda, que no haya sido tratada; ya que contiene antioxidantes, fitonutrientes y enzimas mucho más activas con el correspondiente beneficio que conlleva. A continuación veremos varias formas de sacarle partido a sus propiedades para la piel mediante una mascarilla de miel.

 

Favorece la salud de la piel

Eliminar el Acné

Mascarilla de miel para eliminar el acnéLa miel es un producto de cosmética natural, uno de sus múltiples usos es el tratamiento del acné, sobretodo en los jóvenes, además de otros problemas de belleza. La miel se usa comúnmente de dos formas: mediante el uso de una máscara (la forma más efectiva) o aplicarla directamente a la zona afectada de la piel. Por otra parte también se utiliza como un suplemento dietético para mejorar la salud general.

La mayoría de personas pueden deshacerse del acné sin necesidad de recurrir a medicamentos agresivos (siempre teniendo en cuenta cada caso y de las recomendaciones de un doctor) o la utilización de lociones que en su gran mayoría contienen químicos (como el alcohol por ejemplo) que perjudican seriamente la piel, provocando rojez e irritación.

¿Cómo ayuda a reducir el acné?

La miel tiene unos niveles PH que se sitúan entre 3.2 y 4.6, que son demasiado bajos para la gran mayoría de especies bacterianas que causan el acné y las espinillas, y la miel las destruye.

 

Quitar los puntos negros

Mascarilla de miel para ayudar a eliminar los puntos negros de la cara

La mascarilla de miel te ayudará a limpiar los poros de la cara y evitar la aparición de puntos negros

Los puntos negros generalmente aparecen cuando los folículos pilosos se tapan con aceite, suciedad, células muertas de la piel y otras impurezas. La capa superior se oxida y se vuelve de un color oscuro. Aquí es de donde viene su nombre. Es muy común encontrarlos en los brazos, cara, barbilla, pecho, espalda, cuello y los hombros, pero sobretodo en la nariz.

 

¿Cómo ayuda la miel a deshacerse de los puntos negros?

  1. La miel actúa como un antibiótico natural y además ayuda a extraer la suciedad de los poros de la piel, permitiendo así, la eliminación de los puntos negros. Hidrata y ayuda a cerrar los poros de la piel, evitando que los folículos se llenen de suciedad.
  2. Nutre e hidrata la piel para conseguir un brillo mucho más natural.
  3. Contiene antioxidantes, antisépticos y propiedades anti-bacterianas que ayudan a eliminar los puntos negros de la cara al destruir gérmenes e impurezas que obstruyen los poros.

 

¿Como hacer una mascarilla de miel?




La miel es bastante versátil ya que se puede combinar con varios ingredientes (que por cierto, bastante fáciles de conseguir) para crear varios tipos de mascarillas. La ventaja es que puedes ir probando distintas recetas y ver, cuál es la que te esta dando mejor resultado, ya que cada piel es un mundo. A continuación, veremos algunas recetas que he seleccionado ya que los ingredientes son muy baratos y fáciles de conseguir:

1. Mascarilla para pieles propensas al acné:

  • 3 cucharadas de miel
  • Media cucharada de canela
Mascarilla de miel con canela

La canela es conocida por sus propiedades anti-bacterianas

Mezclar la miel y la canela, y se aplican a la cara. Deja la máscara durante 10-30 minutos. Las propiedades anti-bacterianas de la miel y la canela tanto son especialmente beneficiosos para la piel propensa al acné.

¿Tu piel es muy sensible?

La Canela en ocasiones puede irritar tu piel, si ésta es muy sensible. Puedes realizar una prueba, añadiendo un poco en el reverso de tu mano y esperar unos minutos por si produce algún tipo de irritación. Otra recomendación es añadir menos cantidad de canela, e ir probando a lo largo de las sesiones.


2. Mascarilla para pieles secas

  • 1 cucharada de puré de aguacate
  • 1 cucharada de yogur natural
  • 1 cucharada de miel
Mascarilla de miel con aguacate

Como curiosidad, los aguacates contienen más potasio que los plátanos

Esta receta no tiene mucho misterio. Añade los 3 ingredientes y mézclalos hasta obtener una masa homogénea y sin grumos. A continuación extiéndela por la cara y déjala reposar durante al menos 20-30 minutos antes de lavarla. Las grasas que contienen tanto el aguacate como el yogur ayudan en gran medida a hidratar la piel, por otro lado, el ácido láctico del yogur suaviza la piel, refina los poros y estimula la producción de colágeno.


3. Mascarilla para pieles sensibles

  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de gel de aloe vera
Mascarilla de miel con Aloe Vera

Reduce irritaciones en la piel e incluso permite tratar la psoriasis.

Mezcla el aloe vera con la miel y remueve la mezcla durante unos minutos, hasta que sea una masa suave, y después aplícalo sobre la cara. Dejar actuar durante unos 10-20 minutos.

¿Por qué utilizar el aloe vera?

El Aloe vera posee varias propiedades que ayudan a reducir en gran medida la inflamación, ideal para personas con pieles sensibles que se irritan con facilidad. Otro de los motivos es que es realmente fácil de conseguir, incluso de forma natural, lo puedes extraer directamente de la planta.


4. Mascarilla para pieles con cicatrices o manchas oscuras

  • 2 cucharadas de miel
  • 1/2 cucharada de jugo de limón
Mascarilla de miel con limon

Uno de los usos del limón es el de aclarar la piel, siempre y cuando se utilice con moderación

Combine el jugo de limón y miel, y aplicar la mezcla en la cara. Deje reposar alrededor de 20-30 minutos. Una de las características del limón es que exfolia la piel, aclara la piel y desvanece las cicatrices. Es muy importante no excederse del tiempo y que no te de la luz en la cara. Es recomendable aplica esta mascarilla de miel por la noche.

¿Cuánto tiempo se tarda en notar diferencia?

Utilizando esta mascarilla 2 veces por semana, deberías notar que la tez de la piel se aclare ligeramente, permitiendo así, ocultar las cicatrices. Y por supuesto se verá mucho más limpia y brillante.


 

¿Como la preparo?

Bueno primero de todo hay que tener en cuenta que existen diferentes variedades de miel, por lo tanto habrá algunas más espesas que otras. También puede ser que utilices un frasco que lleva guardado un tiempo o que sea invierno, por lo que estará realmente dura. En ese caso puedes ablandarla en el microondas o al baño maría (yo prefiero esta opción, ya que se calienta poco a poco y conserva mejor sus propiedades).

Una vez que sea una masa suave y sin grumos, puedes ir agregándole los ingredientes, para posteriormente mezclarlos. Es recomendable no agregar los ingredientes hasta que la miel se encuentre fría, ya que de lo contrario, se podrían alterar las propiedades de ambos.

Recuerda que debe quedar una masa suave, pero debe ser espesa, es decir, no añadas demasiada cantidad de otro ingrediente que pueda disminuir la densidad de la miel.

 

Aplicación

¿Cómo aplicarse la mascarilla?

Por fin hemos llegado a la parte más divertida (porque después toca limpiar y recoger todos los cacharros que hemos utilizado), existen varias formas de aplicarse la mascarilla de miel en cara:

  1. Usar las manos directamente. Te permite distribuir de una forma mucho más homogénea la mascarilla de miel, pero con la desventaja de que si tenemos por alguna casualidad coger el teléfono u otro utensilio, lo dejaremos manchado (siempre y cuando utilices ambas manos para la aplicación de la mascarilla).
  2. Utilizar guantes de látex. Esta es la que más me gusta, porque tienes el tacto de los dedos, pero sin llegar a pringarte las manos.
  3. Utilizar una brocha. Pues eso, se utiliza una brocha para dar pinceladas sobre la cara sin tener que utilizar las manos, con la desventaja de que no se distribuye por todos los poros de la cara de una forma eficaz.

Un consejo para aplicarse la mascarilla de una forma eficaz, es haciendo círculos con los dedos con bastante insistencia en cada zona de la cara, de lo contrario no se realizará de forma correcta la limpieza de los poros.

Ahora otro consejo muy importante a la hora de aplicarse la mascarilla de miel que he descrito a lo largo del artículo. Probar siempre la mezcla en el reverso de la mano para comprobar tanto la temperatura y textura sean la idóneas, además de comprobar que os provoque irritación ninguno de los ingredientes.

Otra vez más: “Probar primero en el reverso de la mano, antes que en la cara”.

Si está demasiado caliente, pues simplemente esperas un rato y a continuación pruebas de nuevo, si ya no quema, pues la dejas unos minutos para comprobar si te produce algún tipo de irritación (hay gente más sensible a determinados ingredientes que otros).

 

¿Cual es el mejor momento del día?

El mejor momento del día es después del atardecer (que romántico verdad). El motivo es para evitar que la luz solar incida en la mascarilla de miel (sobretodo con la receta con limón) ya que nuestra piel será más sensible, sobretodo una vez retirada la mascarilla de miel. Es recomendable hacer el proceso al menos 2 horas antes de irse a dormir, para evitar la fricción de las sabanas sobre la piel de la cara, que se será temporalmente más sensible.

 

Limpieza de la piel

Ya sólo falta el paso final, que es el de retirar la mascarilla de miel de la cara. En este caso lo único que debes hacer es tener un recipiente con agua templada o un lavabo e ir retirando la mascarilla haciendo círculos con los dedos (si, tanto a la hora de aplicarla como de eliminarla). A continuación utiliza una toalla y ve secándote la cara apretando ligeramente la toalla sobre la cara para evitar arañar la cara.

Limpiar una mascarilla de miel

Es necesario utilizar agua templada hasta no dejar rastro de la mascarilla

Finalmente al cabo de 15 minutos en caso de que notes la cara más tensa y firma puedes utilizar una crema hidratante, pero muy suave y muy poca cantidad.

 

Consejos de uso

Al igual que todos los tipos de miel no son iguales, por desgracia, lo mismo ocurre con el acné. La miel funciona estupendamente porque ataca a las bacterias. Por lo tanto, si tus espinillas y granos están causados por bacterias, una mascarilla de miel te va a ayudar a eliminarlas de tu cara. Sin embargo, si tu acné se desencadena o agrava debido a problemas hormonales o medicamentos, entonces la miel no va a poder eliminar completamente el acné, ya que seguirán apareciendo granos; sin embargo, le ayudara a controlar los brotes y a mejorar la salud de tu piel.

A continuación dejaré algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de aplicarte alguna de las mascarillas de miel anteriormente descritas:

  1. Efecto de blanqueo del limón. El tiempo y la cantidad varía según el tipo de piel (utilizar sólo de noche, es decir, sin que os de la luz solar).
  2. Lo mejor que puedes hacer antes de realizar un tratamiento nuevo en tu piel es hacer una prueba en un una zona no muy visible de la piel antes de usar el tratamiento por toda la cara. Si  no sufres ningún efecto secundario como puede ser la irritación, sequedad excesiva, o sensaciones de ardor, puedes realizar el tratamiento.
  3. Intenta utilizar en medida de lo posible miel cruda(mientras más natural mejor) para evitar irritaciones de la piel. Mientras más espesa y pegajosa sea la miel, mejores resultados obtendrás.

Y por último y no menos importante, si padeces alguna alergia tanto de la miel como de algún otro ingrediente, pues simplemente no lo uses. Además, en casos severos de acné o manchas oscuras, puedes recurrir a un médico para que estudie tu caso particular y utilices el tratamiento más optimo, para que desaparezcan más rápido.

 

Conclusión




Si has probado varios productos o simplemente quieres atreverte a probar nuevos métodos naturales para mantener la piel de tu cuerpo, y sobretodo la de tu cara saludable, entonces puedes probar una de las recetas anteriormente descritas, o simplemente aplicar una mascarilla de miel sobre la cara sin ningún ingrediente extra.

Una de las ventajas es que personalmente encuentro es que la miel es mucho más barata que los productos de cosmética que puedes encontrar. Y además, en caso de que alguien no quede satisfecho con los resultados, siempre puede la miel sobrante como alimento, al contrario que los productos de cosmética, que se guardan durante meses o años.


Si te ha gustado este artículo, te pediría por favor que le dieras simplemente un +1 en Google Plus para motivarme y ayudarme a escribir más artículos como este. Muchas gracias

Deja una respuesta