Remedios naturales para las quemaduras de sol




Existen varios remedios caseros para tratar las quemaduras solares. Lo más importante es siempre usar una crema protectora y estar bien hidratado, y ante el primer signo de quemadura retírate del sol, y no volver a tomarlo hasta que la quemadura haya sanado completamente.

Cuanto más rápido se enfríe la piel después de una quemadura del sol, mejor. Pero nunca con sustancias heladas, la temperatura debe estar entre los 15°C a 20°C. Ya que estas prolongarían el proceso de curación. Darte duchas frías o aplicarte una toalla mojada, cambiándola cada vez que se caliente, ayuda a calmar la piel. Darte en la zona afectada con un algodón empapado en agua con vinagre también es útil.
También puedes mojar la compresa o gasa, en leche. Es importante eliminar después, cualquier resto de leche que haya podido quedar, para evitar una infección.

Remedios para las quemaduras solares en el cuerpo

Aloe vera como remedio contra las quemaduras de solUn gran remedio casero para las quemaduras es el Áloe Vera. Si tienes una planta en tu casa, corta un trozo y aplícate el jugo (después de haberlo limpiado con agua para evitar que te escueza la piel) sobre la zona afectada. El Áloe Vera tiene propiedades que curan y enfrían la piel, ya que contiene sustancias anti-inflamatorias.


Otro remedio casero es el té negro. Para pequeñas zonas podemos usar la propia bolsita de té, que has preparado previamente y has dejado guardada en la nevera. Y para las zonas más grandes utiliza una compresa o una gasa mojada en el té negro enfriado, y cámbiala cada vez que se caliente. Si no tienes té negro, la manzanilla tiene el mismo efecto.

Alivia las quemaduras de sol en el cuerpo con té negro

La arcilla también sirve para las quemaduras solares. Haz una mezcla con agua fría y arcilla y aplícala en la zona afectada, una vez se haya secado, retírala con abundante agua fría.

Un conocido remedio para las quemaduras del sol es el bicarbonato de sodio. Mezcla una cucharadita con un litro de agua fresca, en una botella de spray y rocíala por la zona afectada.

Todo el mundo conoce el uso de las rodajas de pepino en la cosmética, pero estas también ayudan en las quemaduras solares. Si la zona afectada es pequeña, aplícate unas rodajas de pepino, y cámbialas cuando se calienten.

El pepino es muy fácil y barato de conseguir para calmar las quemaduras de sol

Un remedio Australiano casero es la aplicación de berenjena rallada con yogurt natural. Para esto ralla una berenjena y mezclala con un yogurt natural y aplícalo en la quemadura. Dejar durante un rato hasta que el yogurt hacha absorbido el calor, y eliminamos completamente el yogurt de la piel con agua.




Deja una respuesta